La psicología de las citas en línea

Recuerda que en este momento las citas presenciales sólo están disponibles en barquisimeto, Estado lara, Venezuela Si te encuentras en cualquier otra ciudad puedes optar por una consulta en modalidad online, solo debes tener acceso a internet en el horario pautado. La APA (2006) utiliza las referencias en el texto con un sistema de citación de autor y fecha; todas las citas que aparecen en el texto deberán ordenarse alfabéticamente en una lista de referencias bibliográficas al final del trabajo (p. 220). De manera similar que el conductismo y la teoría del condicionamiento, se vieron influidas por la teoría evolutiva, pero su énfasis no se centró en la conducta, ni en el aprendizaje, ni en la adaptación del organismo al medio, sino psicologia evolutiva citas en linea la relación entre el sujeto humano y las exigencias del medio cultural ... Pero a pesar de esto, la prevalencia de los grupos de mayor edad que utilizan citas en línea es mucho menor que para las personas más jóvenes. Según Pew Internet Research en 2016, esto fue 12% en el grupo de edad de 55-64 y 3% en el grupo de edad de más de 65 años, en comparación con el 27% de las personas en el grupo de edad de 18-24 años. A lo largo de la historia de la psicología han sido muchos los psicólogos que han marcado una época y que, gracias a sus descubrimientos, han influenciado a otros profesionales de esta disciplina. Tanto por su innovadora manera de pensar como por su sus aportaciones a la ciencia psicológica, éstos son y siguen siendo referencia en los distintos campos que la psicología abarca ... 29 Jul la Facultad de psicología de la UNAM ofrece psicoterapia en línea en la que el terapeuta y el paciente acuerdan una cita en línea, en donde se ofrece, previo pago, atención profesional directa y confidencial”, destacó la fundadora y responsable del Laboratorio de Enseñanza Virtual y Ciberpsicología. Buscar pareja por internet. Por ello aunque las citas en línea son una alternativa moderna que no podemos descartar, especialmente en la sociedad en la que vivimos, a veces también se hace necesario volver a esos tiempos en los que conocíamos personas en el mundo real, volver a vivir esas experiencias y tomar lo mejor de ellas. Desde el inicio de su historia el ser humano ha elaborado hipótesis y teorías sobre el funcionamiento psicológico y los trastornos mentales. A pesar del predominio del método científico, a día de hoy concepciones muy antiguas, como la atribución de las enfermedades a la acción de espíritus o la separación entre el cuerpo y el alma, siguen teniendo cierta influencia. La tecnología ha logrado minimizar las barreras de entrada a la hora de conocer personas de cualquier parte del mundo. Pero como en cualquier tema, existe un lado oscuro. Las estafas en línea relacionadas con las citas son un problema latente. El costo promedio de una estafa relacionada con las citas en línea es 7 veces mayor que el de una ... Dos estudios que se realizaron en línea por psicólogos afirman que entre el 23 y el 33 % de las mujeres salen con alguien, solo lo hacen para salir a cenar. La realidad es que no están ...

Post de desahogo

2020.04.23 21:21 LilMario4 Post de desahogo

Qué tal amigos? No he estado tan bien últimamente y bueno, solamente quisiera hablar sobre ello. No es necesario que comenten, si lo hacen lo leeré pero no lo sé...
Bueno, quiero que sea corto. Mi abuelo murió hace un mes por cáncer, solamente vimos como poco a poco dejaba de ser él porque no se podía hacer nada porque ya estaba muy avanzado.
El año pasado tenía el trabajo de mis sueños "seguro" e iba a estudiar una carrera relacionada pero al final el contrato se estuvo desplazando hasta extinguirse y mi carrera cerró. Me la pasé buena parte del año sin poder hacer algo y solo llorando, el problema es que nunca lo superé.
Abrí un pequeño (muy pequeño) negocio que no dio bola y aún atiendo en línea pero ya no es algo que quiera hacer.
Luego ese mismo año entre a psicología y todo bien. Pero actualmente tuve que renunciar a mi trabajo porque me pagaban básicamente nada.
Luego de eso por la cuarentena no puedo ir a la U que era lo que me hacía feliz. Comencé a ir al gimnasio y lo cerraron, en eso mi abuelo murió, tenía mi primera cita con la psicóloga y fue suspendida, despidieron a mi papá y me carcomen otro tipo de problemas que venía trayendo como el hecho de estar confundido con mi sexualidad pero nadie de mi familia puede saber porque me matan. Me di cuenta que casi no tolero a mi papá y he vinculado mi problema de sexualidad con eso porque siento que realmente buscaba una figura masculina que me protegiera porque el no lo hizo e incluso en algún momento nos puso en peligro de persecución para matarnos y ahora mi humor está cambiando todo el día pero me mantengo irritado, con un dolor de cabeza impensable y simplemente, no se, no se que hacer.
Solo se que nada de lo que tenía está actualmente, no hay trabajo para pagar la U y no hay ánimo para nada.
Solamente quería desahogarme.
submitted by LilMario4 to espanol [link] [comments]


2019.10.12 21:30 RadfemXX__ El abuso del electrochoque en las mujeres, ¿a quién le importa? 2017

Muchos estadounidenses ignoran que la terapia de electrochoques (TEC), más comúnmente conocida como electroshock, continúa siendo ampliamente utilizada por la psiquiatría estadounidense. En el número actual de la revista Ethical Human Psychology and Psychiatry el psicólogo John Read y la coautora Chelsea Arnold señalan: "El receptor arquetípico del TEC sigue presente desde hace décadas, y es una mujer angustiada de más de 50 años".
En una revisión exhaustiva de la investigación sobre el TEC, Read y Arnold informan de que "no hay evidencia de que el tratamiento de electrochoque sea más efectivo que el placebo para la reducción de la depresión o la prevención del suicidio". Concluyen: "Dado el alto riesgo bien documentado de disfunción persistente de la memoria, el análisis de costo-beneficio del TEC sigue siendo tan pobre que su uso no puede justificarse científica ni éticamente".
Esto plantea la pregunta de por qué este abuso eléctrico que daña el cerebro de mujeres predominantemente de mediana edad y por qué a diferencia del abuso sexual de mujeres y niñas más jóvenes, hoy no es abordado por la mayoría de las feministas de alto perfil. Una famosa feminista que habló contra el TEC fue Kate Millett (autora del libro de Loony Bin Trip, aparecido en 1990), pero murió en septiembre de 2017 después de recibir poca atención en los últimos años. Sigue habiendo mujeres como la psicóloga Bonnie Burstow (autora del artículo de 2006 "Electrochoque como forma de violencia contra las mujeres, que ven el TEC como un problema de gran importancia para las mujeres, pero Burstow es reconocida solo entre expacientes "psiquiátricos", "activistas sobrevivientes" y profesionales disidentes de la salud mental.
Hoy muchas feministas identificadas como tales, como la mayoría de los demás estadounidenses, aparentemente han aceptado acríticamente el dictado de la Asociación Psiquiátrica Estadounidense (APA) de que "una investigación exhaustiva ha encontrado que el TEC es altamente efectivo para el alivio de la depresión mayor", una promulgación que no tiene base científica. En los últimos años, las afirmaciones de la psiquiatría han sido aceptadas acríticamente, tal vez porque la APA ha vendido con bastante eficacia la idea de que cuestionar la psiquiatría es como desafiar la evolución, el calentamiento global y la ciencia misma.
La realidad es que la APA y la psiquiatría convencional, desde hace bastante tiempo, han dejado de lado la ciencia, específicamente la metodología científica estándar mediante la cual se evalúan tratamientos como el TEC. La metodología científica estándar requiere un grupo de control con placebo, sin el cual no se puede determinar si el tratamiento en sí mismo o las meras expectativas del paciente concluyen en resultados positivos. La psiquiatría ha abandonado durante mucho tiempo el estudio del TEC con un control de placebo, sin duda porque en el pasado dicha metodología mostraba que el electrochoque era ineficaz.
Antes de 1986 se realizaron 10 experimentos controlados con placebo sobre el uso del TEC en pacientes deprimidos. El placebo utilizado en estos estudios fue una simulación del TEC (STEC) durante la cual se aplica la anestesia general pero se retiene la electricidad real. Read y Arnold informan de que ninguno de estos estudios mostró la efectividad del TEC más allá del final del tratamiento.
Entre estos 10 estudios controlados con placebo, seis informaron beneficios inmediatos para una minoría de receptores del TEC (percibidos como beneficios a veces solo por psiquiatras y no por otros calificadores) y 4 estudios informaron de que no hubo diferencias inmediatas entre ECT y SECT. Lo que es más importante, ninguno de los 10 estudios informó diferencias en la efectividad entre TEC y SECT más allá del tratamiento. Solo cuatro estudios siguieron a los participantes después del final del tratamiento y ninguno de estos estudios encontró diferencias entre los sujetos que recibieron ECT y SECT.
Es preocupante que desde 1985 no haya habido estudios controlados con placebo que examinen si el TEC tiene algún beneficio para la depresión más allá del período de tratamiento. En ese último estudio de 1985 los investigadores no encontraron diferencias en la efectividad entre los grupos de TEC y SECT ya sea en un mes o tres meses después del tratamiento. Si bien se han realizado estudios sobre el TEC para la depresión desde 1985, ninguno ha sido controlado con placebo, por lo que no permiten conclusiones científicas sobre la efectividad. (Los recientes estudios de TEC han considerado en la generalidad de las respuestas lo anticipado por el establishment de la psiquiatría, incluido el examen de las diferencias de procedimiento en la administración de TEC).
Si bien la psiquiatría cita los estudios -que carecían de control con placebo- que indican que un alto porcentaje de pacientes mejoró con TEC, estos estudios carecen de sentido científico. Un número significativo de pacientes con depresión informará de que mejora con cualquier tipo de tratamiento. Gran parte de la efectividad de cualquier tratamiento para la depresión tiene que ver con la fe, las creencias y las expectativas. Por eso es fundamental comparar un tratamiento con un placebo para que se pueda deducir qué parte del tratamiento tuvo que ver con la mejora en sí misma frente a la fe, las creencias y las expectativas. En una línea similar uno puede encontrar muchos testimonios de pacientes que han recibido TEC, ya que uno puede encontrar testimonios de cualquier tratamiento. Pero en la ciencia estos testimonios se conocen como anecdóticos y solo significa que una persona cree que un tratamiento funcionó para ella, no que el tratamiento haya demostrado ser científicamente efectivo.
La psiquiatría es consciente de la imagen pública negativa del TEC, por lo que hoy la administración de ese tratamiento se ha hecho menos agresiva. A los pacientes se les administra un anestésico y oxígeno junto con un fármaco relajante muscular para prevenir fracturas. Sin embargo el objetivo del TEC es crear una convulsión y estas "mejoras de procedimiento" elevan el umbral convulsivo, por lo que se necesita una carga eléctrica cada vez más alta, lo que puede ocasionar un daño cerebral aún mayor. La "dosificación eléctrica" ​​estándar es de 100 a 190 voltios, pero puede aumentar a 450 voltios. Por lo tanto, aunque el TEC ya no resulta tan tortuoso para los observadores como parecía antes de estos cambios en el procedimiento, los efectos en el cerebro son tan dañinos o más que nunca.
Incluso defensores del TEC como APA reconocen los efectos adversos en la memoria, pero la institución tiende a minimizar el alcance de este daño. Sin embargo, en 2007, la revista Neuropsychopharmacology informó de un estudio a gran escala sobre los efectos cognitivos (inmediatamente y seis meses después) de las técnicas actualmente utilizadas del TEC. Los investigadores encontraron que producen "una ralentización pronunciada del tiempo de reacción" y "amnesia retrógrada marcada y persistente" (la incapacidad de recordar eventos antes del inicio de la amnesia) que continúa seis meses después del tratamiento.
¿Qué tan extendido está el tratamiento con TEC? En 2009, el Journal of Psychiatric Practice informó de que "aproximadamente 100.000 personas en los Estados Unidos y más de 1.000.000 en todo el mundo reciben TEC". Sin embargo esto es solo una estimación. No en todos los estados de EE.UU. se deben presentar informes de ese tratamiento, pero Texas sí lo exige y documenta a principios de este año: "En el año fiscal 2016, 22 de las 25 instalaciones en Texas con equipo TEC registrado realizaron tratamientos y proporcionaron los informes de pacientes requeridos por el estado. Hubo un aumento del 1,1 por ciento en el número de tratamientos en el año fiscal 2016 en comparación con 2015. "Texas reporta 2.675 informes trimestrales de pacientes agregados que recibieron TEC" (si los pacientes recibieron TEC en otros trimestres en el transcurso del año, puede que hayan sido contados más de una vez). Existe una amplia variación del uso de TEC dentro de los Estados Unidos, ya que la revista Brain and Behavior informó en 2012 de que, entre la población de Medicare en los Estados Unidos, los tratamientos TEC eran dos veces más comunes en las áreas urbanas que en las rurales y más comunes en el noreste que en el oeste.
"Las mujeres son sometidas a electrochoques de dos a tres veces más que los hombres", señala Bonnie Burstow. No hay controversia acerca de que las mujeres son mucho más propensas a recibir tratamiento con TEC que los hombres. El informe de 2016 de Texas señaló que las mujeres recibieron el 68 % de los tratamientos con TEC. Mientras que los hombres también son tratados con TEC, de forma similar a las estadísticas sobre abuso sexual, los hombres reciben TEC en una proporción mucho más baja. Con respecto a la edad, Texas informó de que el 61 % de los que recibieron TEC tenían 45 años o más (la edad según el sexo no se desglosó en el informe de Texas).
El psiquiatra suele recomendar el TEC a pacientes con depresión grave después de que varios antidepresivos no mejoran los síntomas. La psiquiatría se centra cada vez más en los síntomas y no en las causas de nuestro malestar, por lo que a menudo no aborda las causas obvias de la depresión, como la pérdida, los traumas no cicatrizados y otros dolores abrumadores. The Interactional Nature of Depression (1999), editado por los psicólogos Thomas Joiner y James Coyne, documenta cientos de estudios sobre la naturaleza interpersonal de la depresión. En un estudio de mujeres casadas infelices que fueron diagnosticadas con depresión, el 60 por ciento de ellas creía que su matrimonio infeliz era la causa principal de su depresión. A menudo es un matrimonio infeliz o el aislamiento y la soledad lo que alimenta la depresión, pero es más fácil y más lucrativo ofrecer TEC después de que los antidepresivos fallan que hacer todos los esfuerzos terapéuticos para mejorar la fuente de la depresión.
Los pacientes con TEC normalmente firman el consentimiento para el tratamiento, entonces, ¿cómo puede considerarse el TEC un abuso? La realidad es que la mayoría de los pacientes que dan su consentimiento no son informados de la verdad de los riesgos y beneficios. Por otra parte, cuando estamos deprimidos, incluso si se habla de los riesgos que se presentan, nuestra capacidad de cuestionar y resistir a la autoridad está muy disminuida. Mientras que la psiquiatría se niega a reconocer si las personas vulnerables son pasibles de abuso de las autoridades competentes como ellos mismos, Louis C.K., finalmente, dio a conocer esta realidad sobre el abuso sexual:
"En ese momento me dije que lo que hice estuvo bien porque nunca le mostré a una mujer mi polla sin preguntar primero, lo cual también es cierto. Pero lo que aprendí más tarde en la vida, demasiado tarde, es que cuando tienes poder sobre otra persona, pedirle que mire tu pene no es una pregunta. Es una situación difícil para ellos. El poder que tenía sobre estas mujeres es que me admiraban. Y ejercía ese poder de manera irresponsable”.
El daño del abuso sexual es causado por el trauma de la violencia y para muchas víctimas por la vergüenza de no haberse resistido. Algunos sobrevivientes psiquiátricos autoidentificados tienen vergüenza por haber dado permiso a la psiquiatría para mostrarles su polla al TEC. La herida de la vergüenza puede sanar con amor. Sin embargo, ni el amor ni ninguna otra cosa pueden curar el daño cerebral causado por el TEC.
Bruce E. Levine, psicólogo clínico en ejercicio, escribe y habla de cómo la sociedad, la cultura, la política y la psicología se cruzan. Es autor de Get Up, Stand Up: Uniting Populists, Energizing the Defeated y Battling the Corporate Elite (Chelsea Green Publishing, 2011). Su sitio web es www.brucelevine.net
Fuente: https://www.counterpunch.org/2017/12/22/the-electrical-abuse-of-women-does-anyone-care/
submitted by RadfemXX__ to FeminismoRadical [link] [comments]


2019.09.05 04:04 AlexDeck43 Usar emojis en WhatsApp aumenta la posibilidad de tener sexo

No, el envío masivo de emoji melocotón, berenjena y gotitas no garantiza que tu interlocutor se deshaga en deseos. Las relaciones sexuales y la comunicación por vía digital son mucho más complejas que eso. Lo que sí acaba de confirmar un estudio de la Universidad de Zurich es que existe una relación entre el uso de emoji por parte de personas solteras que se están conociendo en un contexto romántico y sexual y la prosperidad de esos encuentros. Conocer a una persona a través de alguna plataforma en línea (apps para ligar, Instagram…) no solo es cada vez más corriente, sino que ya es la manera más común de hacerlo, señalaba el pasado julio una investigación de la Universidad de Stanford. Donde antes la única manera de saber si una persona podría convertirse en ligue era agudizando los sentidos para captar señales en el lenguaje corporal ajeno en bares, por la calle o en una reunión de amigos, ahora esa primera fase se da a menudo a través de las pantallas. Un scroll a la derecha o unos cuantos ‘me gusta’ sirven como primer acercamiento. Y en caso de reciprocidad, se abre la ventana de chat y comienza el cortejo.
“Comenzamos esta investigación porque estábamos interesados en conocer cómo las personas pueden establecer una conexión en línea a través de mensajes de texto cuando tiene tan poca información sensorial, como lenguaje no verbal o señales faciales, para ayudar a interpretar los mensajes y su tono”, explica a S Moda Amanda N. Gesselman, coautora de Emoji como señales afectivas en la comunicación digital orientada a las relaciones junto a Vivian P. Ta y Justin R. Garcia. “Con el aumento de la popularidad de los emojis, pensamos en ellos como posibles herramientas para insertar parte de ese comportamiento no verbal en conversaciones de texto y crear una conexión más fuerte, transmitir compatibilidad, etc”.
A través de una muestra de adultos solteros estadounidenses, los investigadores han examinado la frecuencia, las actitudes y los motivos del uso del emoji de estos con sus posibles parejas y han hallado una relación: “Proporcionan una vía para expresar el afecto, conocerse y construir intimidad, que a su vez puede dar lugar a más oportunidades para el cara a cara que permitan evaluar la compatibilidad y la atracción”. Su uso se relaciona entonces con “más oportunidades para formar conexiones románticas y sexuales, más primeras citas y más actividad sexual”.

Menos señales pero una comunicación más explícita

La comunicación a través de la pantalla no solo restringe las señales, también abre otras puertas. “Cuando estamos conociendo a una persona nos surgen emociones que en muchas ocasiones tendemos (o tendíamos) a reprimir, a no expresar con palabras de una forma explícita por miedo al rechazo, a no ser apropiados, a no gustar o no ser deseables”, cuenta la sexóloga Elena Requena a S Moda. “Estos nuevos canales establecen nuevas normas, nos sentimos protegidos por nuestras pantallas, y al sentirnos más seguros, somos capaces de ser, a menudo, más claros y más explícitos a la hora de hacernos entender”.

El peso de lo visual en la erótica actual

El estudio de Gesselman y sus colaboradores reconoce sus limitaciones: no saben cómo fueron las percepciones y reacciones ante el uso de esos emoji en las conversaciones ni cuáles en concreto son más efectivos para ayudar a formar conexiones entre las personas. Pero sí hay otras investigaciones recientes, como la realizada por el departamento de Psicología de la Universidad de Columbia Británica (Canadá), que ponen sobre la mesa qué tipos de emoji son más usados y dados a iniciar el sexting. “El uso de emoji juega un papel importante en el envío y recepción de mensajes sexualmente sugestivos”, señalan las expertas a cargo de la investigación. El 54% de los 693 participantes aseguró que los emoji aparecen en sus mensajes a veces, a menudo o siempre. Y de quienes los enviaron en un contexto íntimo, el 51% afirma que usarlos dio pie a un comportamiento sexualmente sugerente. Los tres emoji no faciales más usados en mensajes de carga sexual son la lengua, la berenjena y las gotas de sudor. La cara de media sonrisa, la de guiño y la de beso con corazón comparten el ranking. El estudio demuestra que “la extroversión y el número de parejas sexuales casuales están significativamente relacionados con el uso de emoji sexualmente sugestivos”.
La sexóloga Elena Requena explica este éxito. “Si nos centramos en las diferentes formas de encuentros eróticos, cualquier estímulo más o menos visual, puede actuar como catalizador. Con este tipo de dibujo o representación podemos hacernos entender y sentir mejor. Y esa barrera que antes comentábamos puede ser menor si podemos transmitir diferentes emociones a través de estas figuras”.
Es un fenómeno propio de un momento en el que lo visual prima frente a otras vías comunicativas. “Estamos rodeados de imágenes que dictan nuestro comportamiento, nuestra forma de vestir, de comer, de relacionarnos. Esas mismas imágenes son la herramienta más usada, con más o menos suerte, para atraer o para excitarnos”, apunta Elena Requena. “Todo es muy explícito: el porno, los desnudos, etc”. Esto, según entiende la sexóloga, tiene una parte negativa: “Deja muy poco a la imaginación para que nuestro cerebro construya lo que desea en base a unas cuantas pistas. La fantasía”. A pesar de que surgen con mayor respuesta otras formas de erótica que buscan apoyo en estímulos no visuales, como los podcasts, si esas imágenes que imperan o el uso de emoji no van acompañados de algo más, estos “cada vez tendrá menos impacto en nuestro cerebro, y nuestra erótica se hará más pobre, seguirá siendo muy genital, y poco peculiar”, señala Requena.

Los emoji como complemento al juego erótico

El estudio de la Universidad de Zurich subraya que, aunque no ha sido posible determinar si es el uso de emoji lo que conduce a tener más citas y más cantidad de sexo o viceversa, sí está clara la relación entre ambos. “El uso de emoji es una característica extendida entre aquellos que han presentado rasgos relacionados con relaciones de mejor calidad, como mayores niveles de inteligencia emocional”. Requena subraya al respecto el poder de estas imágenes en “la creación de un ambiente de intimidad”, algo que “puede ser enriquecedor dadas las limitaciones del medio usado para comunicarse”. Pero no potenciaría su uso más allá de los comienzos de esa relación: “Una vez que ya nos hemos conocido mejor es preferible seguir la relación, siempre que sea posible, de una forma física. La comunicación a través de medios digitales puede ser a veces confusa, puede haber malentendidos, sobre todo al principio”. Pero sin perder de vista sus virtudes: “También este medio nos hace sentirnos más libres de expresarnos y quizás bajar la guardia mostrándonos de una forma más honesta respecto a nuestros deseos, generar un ambiente de libertad y construir un escenario donde la imaginación juega un papel esencial”.
submitted by AlexDeck43 to u/AlexDeck43 [link] [comments]


2019.06.23 22:11 Unmono12 Saliendo por una comida, en vez de por una relación

Saliendo por una comida, en vez de por una relación

Que no te hagan pagar las fantas.
Traducido de Science Daily
Cuando se trata de conseguir una cita, hay muchas formas en que las personas pueden presentarse y mostrar sus intereses. Uno de los fenómenos más nuevos es una "llamada a los amantes de la comida" en la que una persona establece una cita con alguien que no tiene un interés romántico, con el fin de obtener una comida gratis. Una nueva investigación encuentra que entre el 23 y el 33% de las mujeres en un estudio en línea afirman que se han involucrado en una "llamada gastronómica".
Tras un análisis adicional, los investigadores de psicología social y de la personalidad descubrieron que las mujeres que obtuvieron una puntuación alta en la "triada oscura" de los rasgos de personalidad (es decir, psicopatía, maquiavelismo, narcisismo), así como las creencias tradicionales de rol de género, tenían más probabilidades de participar. Un cita por comida y que lo encuentran aceptable.
La investigación, realizada por Brian Collisson, Jennifer Howell y Trista Harig de Azusa Pacific University y UC Merced, aparece en la revista "Social Psychological and Personality Science".
En el primer estudio, se reclutaron 820 mujeres, el 40% informó que eran solteras, el 33% estaban casadas y el 27% dijo que estaba en una relación comprometida pero no casada. De ellos, el 85% dijo que eran heterosexuales, y fueron el foco de este estudio.
Las mujeres respondieron a una serie de preguntas que midieron sus rasgos de personalidad, creencias sobre los roles de género y su historial de citas. También se les preguntó si pensaban que una cita por comida era socialmente aceptable.
El 23% de las mujeres en este primer grupo reveló que habían participado en una cita por comida. La mayoría lo hacía ocasionalmente o raramente. Aunque las mujeres que habían participado en estas citas creían que era aceptable, la mayoría de las mujeres creían que salir por comida era desde cuestionable hasta inaceptable.
El segundo estudio analizó un conjunto similar de preguntas de 357 mujeres heterosexuales y encontró que el 33% había participado en una cita por comida. Es importante señalar, sin embargo, que ninguno de estos estudios reclutó muestras representativas de mujeres, por lo que no podemos saber si estos porcentajes son precisos para las mujeres en general.
Aquellos de mujeres que se involucraron en citas por comida obtuvieron puntajes más altos en los rasgos de personalidad de la "triada oscura".
"Varios rasgos de la llamada "triada oscura" se han relacionado con comportamientos engañosos y de explotación en las relaciones románticas, como las aventuras de una noche, fingir un orgasmo o enviar imágenes sexuales no solicitadas", dice Collisson.
Collisson y Harig dijeron que se interesaron en el tema de las citas por comida después de leer sobre el fenómeno en las noticias.
En cuanto a la cantidad de las citas por comida que pueden estar ocurriendo en los Estados Unidos, Collisson dice que ello no se puede inferir de la investigación actual:
"Podrían ser más frecuentes, por ejemplo, si las mujeres mintieran u omitieran este tipo de citas para mantener una visión positiva de sí mismas o de su historial de citas", dice Collisson.
Los investigadores también señalan que las citas por comida pueden ocurrir en muchos tipos de relaciones y que pueden ser perpetradas por todos los géneros.
Suscríbete a mi canal de YouTube

submitted by Unmono12 to nosoyundesgraciado [link] [comments]


2017.07.01 23:15 topoeta Un clasico

Tilingos
Por Arturo Jauretche
CONFIRMADO me propuso este tema. Pensé entonces que era la oportunidad para ofrecer una respuesta, entre las muchas que pueden articularse, a un interrogante que plantea José Luis de Imaz en Los que mandan; "¿Por qué, no obstante su peso económico, su rol en la modernización, y haber sido innovadores tecnológicos, los empresarios no pesan en la vida del país?".
O pesan al revés. Este es el caso de ciertos tipos de grupos económicos capitalistas, adscriptos a la política de la Sociedad Rural, ya consolidados dentro del viejo sistema agro-importador, que prefieren un mercado interno pobre en condiciones de monopolio a un mercado en crecimiento en condiciones de competencia, como los que apoyaron la política de contención del progreso en las Juntas Reguladoras de la Década Infame. Sólo que éstos sí saben lo que quieren.
Pero no voy a hablar de economía, sino del tema propuesto; de la forma en que la tilinguería impone sus pautas, y cómo ellas están perturbando el desarrollo de la inteligencia nacional y sus impulsos creadores.
Y ésta es cosa de que debe tomar cuenta también el político militante, si es que no sabe que el comité ha muerto definitivamente. Porque los estados de opinión, entre los cuales tiene importancia fundamental el slogan que surge de la cuestión de los status, pesan mucho más que una recluta que sólo vale para las elecciones internas.
En el Espasa Calpe se lee tilingo: "Argentinismo: Insustancial, ligero, que habla muchas tonterías". Segovia, en su Diccionario de Argentinismo", expresa: "Dícese de la persona simple y ligera que suele hablar muchas tonterías".
Los paisanos, de un tipo así, dicen; "Hombre sin fundamento".
Don Hipólito -desde luego, Yrigoyen es el Hipólito por antonomasia- decía "palangana". Supongo a esta expresión tradicional y fundada en la poca cosa y mucho ruido de la enlosada al caer retumbante.
Usted lo conoce al tilingo. Y si no lo conoce, ahí lo tiene al lado, en esta mesa de un café céntrico donde se han sentado cuatro o cinco tipos con portafolios. Algún día habrá que escribir la historia del hombre del portafolio. Hubo la etapa de la posguerra con los "ingenieri" italianos recién llegados que escondían bajo el cuero -con una sugestión de planos y patentes de invención- el sandwich de milanesa del almuerzo. Ahora es posible que el portafolio contenga la cuarenta y cinco persuasiva, o la concluyente tartamuda portátil.
Pero esos que están en la mesa de al lado sólo llevan allí sueños, proyectos, hipotéticas transacciones. Andan a la búsqueda de enganchar algo, intermediar en alguna operación cualquiera para ganar una comisión, y muchas veces intermediando entre intermediarios. Generalmente se ayudan con el teléfono de un amigo que tiene escritorio y al que han pedido permiso para que les "dejen dicho". Ese teléfono, la mesa del café y el portafolio constituyen su establecimiento comercial.
Mientras llega "el asunto*', hablan de fútbol, de carreras, de política, de economía.
Cuando tocan estos dos temas últimos, nunca faltará quien diga: "Lo que pasa es que los obreros no producen". Ahí está el tilingo. No se le ha ocurrido averiguar qué es lo que él produce y qué producen todos ellos, puntas sueltas, mallas erradas en la enorme red de intermediación que es Buenos Aires.
Que un tipo que no produce diga, en una reunión de tipos que no producen, que no producen los únicos que producen algo, es tilinguería. En esto de producir, tenemos muchos productores rurales por el estilo que creen que la condición de productor la da la propiedad de una estancia, unos breeches y unas botas de polo, que viven en la ciudad -"porque mi señora dice que hay que educar a los chicos"- y dan una vuelta por el campo cada quince días. Productores rurales son los que trabajan y producen en el campo, que pueden ser patrones o peones, pero no los que no intervienen en la producción sino como propietarios, y que son rentistas aunque no arrienden. Estos también son de los que dicen que los "obreros" no producen. Y ya no desde la posición marginal del tipo del portafolio, sino empinándose como "fuerza viva" sobre la que descansa la economía del país.
Inevitablemente, éstos y otros representantes de la tilinguería son los que, ante la menor dificultad, califican al país: "Este país . de m...", colocándose fuera del mistao a los efectos de la adjetivación. Y la verdad es que el país lo único que tiene de eso son ellos: los tilingos.
El racismo es otra forma frecuente de la tilinguería.
La tilinguería racista no es de ahora y tiene la tradición histórica de todo el liberalismo. Su padre más conocido es Sarmiento, y ese racismo está contenido implícitamente en el pueril dilema de "civilización y barbarie". Todo lo respetable es del Norte de Europa, y lo intolerable, español o americano, mayormente si mestizo. De allí la imagen del mundo distribuido por la enseñanza y todos los medios de formación de la inteligencia que han manejado la superestructura cultural del país.
Recuerdo que cuando cayó Frondizi, uno de esos tilingos racistas me dijo, en medio de su euforia: -¡Por fin cayó el italiano! Se quedó un poco perplejo cuando yo le contesté: -¡Sí!, lo volteó Poggi.
Muchos estábamos enfrentados a Frondizi; pero es bueno que no nos confundan con estos otros que al margen de la realidad argentina, tan italiana en el presidente como en el general que lo volteó, sólo se guiaban por los esquemas de su tilinguería.
Ernesto Sábato, con buen humor, pero tal vez respirando por la herida, ha dicho en Sobre héroes y tumbas más o menos lo siguiente: "Más vale descender de un chanchero de Bayona llamado Vignau, que de un profesor de filosofía napolitano". La cita me chocó en mi trasfondo tilingo (fui a la misma escuela y leí la misma literatura) porque tengo una abuela bearnesa también Vignau, tal vez más que por lo de Bayona, por lo de chanchero (vuelvo a recordar que fui a la misma escuela, etcétera).
La verdad que ni el presidente ni el general son italianos. Simplemente son argentinos de esta Argentina real que los liberales apuraron cortando las raíces.
Pero la idea liberal o sarmientina no era ésa. Ella tenía, y tiene, una escala de valores raciales que se identifican por los apellidos cuando son extranjeros. Arriba están los nórdicos -con escandinavos, anglosajones y germánicos-; después siguen los franceses; y después los bearneses y los vascos; más abajo los españoles y los italianos, y al último, muy lejos, los turcos y los judíos. Cuando yo era chiquilín nunca oí nombrar a un inglés -que generalmente era irlandés, pero la diferencia era muy sutil para entonces- sin decir "Don", aunque estuviera "mamao hasta las patas". El francés, a veces, ligaba el Don; y en ocasiones, el vasco. Jamás el español, que era "gallego de...", lo mismo que el italiano "gringo de...". ¡Para qué hablar del turco y del ruso.'
En La condición del extranjero en América, Sarmiento parece revisar sus tesis sobre la inmigración. Pero no nos engañemos: se sintió defraudado por la misma porque vino del Mediodía de Europa. El hubiera querido una inmigración de arquetipos, y los arquetipos son los que estaban en lo alto de su escalera antiamericana y antiespañola.
Afortunadamente fracasó, y eso es lo que nos ha salvado como nación. En algún lugar he recordado las palabras de Hornero Manzi cuando me dijo: -Lo que nos ha salvado es la actitud del italiano y el turco, que en lugar de proponerse como arquetipos, propusieron como tal al gaucho; así, en el ridículo del cocoliche se nacionalizaron en lugar de desnacionalizarnos. Sólo falta imaginar lo que hubiera ocurrido si las pampas y las aldeas se hubieran poblado de los ejemplares arquetipos deseados por ese racismo, con la actitud de obsecuencia de las generaciones liberales para todo lo foráneo.
Ya se ha dicho que esa tilinguería racista viene de lejos.
Pero se acentúa cuando se producen cambios sociales. Entonces, la tilinguería se exacerba en una peyorativa actitud racista. Pasó con el acceso al poder del radicalismo. Los tilingos de entonces cargaron el acento sobre los apellidos italianos de la nueva promoción política suscitada con el ascenso de la clase media: la pequeña burguesía inmigratoria y los doctores de primera napa nacional.
La oposición conservadora adoptó un aire peyorativo que se tradujo en toda una literatura política, que fue del periódico -La Mañana y La Fronda, sucesivamente, fueron sus expresiones más calificadas- hasta el discurso parlamentario. Se jugaba, por ejemplo, con la equívoca significación de algunos apellidos; así, la triple fórmula Coulom-Coulin-Culacciatti, que integraba, con la igual finalidad peyorativa hacia los criollos desconocidos, don Julio del C. Moreno -un personaje riojano- completaba el ridículo en la imagen anal. Hasta cuando el apellido era patricio se lo modificaba para ponerlo a tono: así, padeciendo Yrigoyen de un posible mal de las vías urinarias, el doctor Meabe, su médico de cabecera, se convertía en el doctor Meabene para adecuarlo a la cita siguiente que era la de un correligionario de la 3a Don Plácido Meo.
En realidad, para los que lo escribían no se trataba de otra cosa que de un recurso humorístico. Pero para el tilingo de entonces el fundamento más real, el que más invocaba, el que más jugaba, era ese de los "gringos", Y lo de "gringos" sólo jugaba para los descendientes de inmigrantes provenientes del Mediodía de Europa. No para los otros.
Pasó mucha agua bajo los puentes, y vino otro movimiento multitudinario: el de 1945. Ya los gringos se habían incorporado y su presencia política no lesionaba a la tilinguería, no sé si es porque de las nuevas promociones ascendentes habían salido también promociones de tilingos. Sólo así puede explicarse que un hijo de italianos -Sammartino- haya hablado despectivamente de los "negros" al referirse al "aluvión zoológico", en una caracterización evidentemente racial y peyorativa, cuando aún estaba fresca la tinta que lo había calificado a él también peyorativamente.
Que "el gringuito" de unos pocos años atrás se sienta vieja clase frente a los descendientes de los conquistadores en la confrontación de sus apellidos no revela simplemente que "el gringuito" se ha incorporado a la tilinguería. Lo grave es que se ha frustrado como guarango. Y la guaranguería es la espontaneidad de las nuevas clases, de las promociones que irrumpen con cada ascenso de la sociedad, porque los dos grandes movimientos populares del siglo -el de 1914-16 y el de 1943-45- han sido la expresión de eso: de ascensos masivos.
No corresponde aquí desentrañar las raíces económico-sociales de los dos hechos históricos; ni siquiera la coincidencia con las dos guerras mundiales que nos aislaron de los países arquetipos en una neutralidad intolerable para los tilingos, pero que dio las bases para una consolidación propia.
Usted puede hacer un fácil test. Yo lo he hecho.
Sé que un fulano se ha gastado 15 millones de pesos en un departamento de la Avenida del Libertador. Nos encontramos y le adivino la intención de informarme de su compra, como corresponde al guarango. Pero yo quiero saber si está frustrado como tal y lo madrugo diciéndole antes de que me dé la noticia:
-Estoy muy afligido por un amigo que se ha gastado más de 10 millones en un departamento de la Avenida del Libertador... -¿Y por qué se aflige? -me pregunta inquieto. Le contesto: -Y... porque la Avenida del Libertador no es "bien"... -Pero entonces..., ¿qué es "bien"? -pregunta desesperado. -"Bien" es de la plaza San Martín hasta la Recoleta, de Santa Fe al Bajo. Y dentro de ese radio. "bien", "muy bien", el codo aristocrático de Arroyo, como dice Mallea: Juncal, Guido, Parera. . .
Le veo en la cara al hombre que está desesperado. Y entonces, lo remato: -La Avenida del Libertador es como tener un leopardo de tapicería sobre el respaldo del asiento trasero del coche.
El leopardo lo tiró a la vuelta. Del departamento no sé.
Pienso que lo hecho es una crueldad, pero la investigación "científica" es así... cruel como la vivisección.
Yo quería saber si el hombre era un burgués con toda la barba o un tímido burguesito en camino de terminar en tilingo. El que es verdaderamente burgués sigue adelante, cumple su gusto, se realiza con la arrogancia del vencedor y compra en la Avenida del Libertador, precisamente porque es caro, porque acredita su victoria y la prestigia ante los burgueses. Si quiere barrio, compra; y si quiere apellido y mujer distinguida, compra también. Podría citar casos. Pero no se achica, se disminuye; no se acomoda a los esquemas y limitaciones de los tilingos.
De aquí que mientras en Europa y en Estados Unidos un banquero o un industrial miran a un ganadero como un "juntabosta", aquí el ganadero lo mira por arriba del hombro al empresario. Y el empresario, que quiere ser "bien", se ve obligado a comprar estancia, a tener cabaña -así sea de perros-, porque sólo por la Rural, y tal vez por el Kennel Club, puede lograr ascenso social que apetece.
Lógicamente esta burguesía, desde que imita a la vieja clase, se somete a todas sus normas y, por consecuencia, también en política. Ese sometimiento y esa adhesión a las viejas clases -incongruente económicamente- no sólo se ejerce verticalmente. También horizontalmente, cuando contemplamos la geografía social del país.
Así, los titulares de los intereses vitivinícolas de Cuyo y los tabacaleros, azucareros y fruticultores del Norte, que necesitan un mercado interno de alto poder de compra -es decir, que el Litoral desarrolle una política de alto nivel de vida-, están ligados políticamente a los conservadores del Litoral, gobernados por cabañeros e invernadores cuya tendencia es producir a bajo costo en un mercado de poco poder adquisitivo para cumplir la función asignada en la división internacional del trabajo como abastecedores ultramarinos de las metrópolis.
Esta incongruencia es difícil de explicar, pero no son ajenos a ella el prestigio social del Litoral y la incapacidad burguesa de los del interior en los respectivos grupos patronales. Esta gente de Cuyo y del Norte es muchas veces portadora de apellidos españoles de abolengo arribeño, de mucho mayor cotización histórica que los abajeños del puerto. Pero queriendo asimilarse a la alta clase del puerto se han sometido a las normas políticas e ideológicas de los principales. De "bien" provincianos, quieren ser "bien" en la Capital. ¿Cómo extrañar entonces que los guarangos frustrados del Litoral se hagan tilingos, si la misma tilinguería la padecen muchos aristocráticos descendientes de la Conquista por el Perú?
La tilinguería cotiza una marca de vino, un tabaco, un pomelo, o una palta, muy por debajo de un toro lleno de medallas. Se entra muy bien en la alta sociedad llevando de la rienda al toro, pero es difícil mostrando una botella de vino por lujosa que sea la etiqueta, por más sugestiones de chateau que evoque, tanto en la presentación como en la exquisita calidad del producto.
A un cuarto de siglo de la entrada del país al capitalismo, debemos recordar que el capitalismo naciente en la Argentina fue ajeno en sus hombres al hecho histórico que lo provocaba, produciéndose la paradoja de que le correspondiese a la clase obrera abrir la etapa del desarrollo económico burgués. Más aún: la nueva burguesía sigue aún incapacitada para jugar su papel, y es precisamente porque en la medida que asciende, pierde conciencia de su propia realidad para hacer suya la imagen de importancia que le presenta el tilingo. Se queda en el "medio pelo" y, rechazando el triunfo burgués, se adecúa al remedo, a la imitación de la alta clase con la que cree tomar contacto cuando se acomoda a la imagen de alta sociedad que le brindan los declasados.
Hubo un tiempo en que los venidos a menos económica y socialmente se jactaban de ser un pequeño sector domiciliado en el "Palacio de los Patos" de la calle Ugarteche. Ahora se han multiplicado. desde detrás de la Recoleta hasta San Fernando, a lo largo de las vías del Central Argentino. (Lo designo así porque la nueva nominación ferroviaria es completamente tilinga, aunque la hayan hecho los guarangos, lo que prueba que, en esta materia, todos tenemos tejado de vidrio.)
Landrú ha identificado perfectamente los personajes describiendo en el "gordi" y el "mersa" la oposición tilinguería-guaranguería. El botellero próspero, con su Valiant resplandeciente, es feliz echándole soda al vino de marca, ocupando las mesas de los restaurantes caros, hablando fuerte de lo que dijo-"su señora", mientras "cena".
Está en el camino de constituir una burguesía. Todavía no tiene conciencia de que constituye un sector de la sociedad correspondiente a una etapa de la economía, y no ha alcanzado a comprender la correspondencia de sus intereses personales con los intereses de su grupo. Hijo de sus aptitudes capitalistas -aunque muchas veces también más de la inflación que de su capacidad, o de equívocas actividades comerciales-, está en el camino de constituir una burguesía. Pero en el momento de definirse como burgués y adquirir la psicología correspondiente, nota el contraste de sus gustos y normas con lo que es "bien".
Desde que se ha mudado al barrio Norte, desde Gerli o Quilmes, y la "señora" ha olvidado la batea deslumbrada por la máquina de lavar, ha hecho nuevos contactos que le dan la idea de una meta social que tiene que alcanzar. Comienza él también a añorar la época en que "el servicio daba gusto" y en que el obrero -el "negro"- se mantenía "donde debe estar". Olvida de inmediato que es precisamente ese cambio el padre de su prosperidad y de su posibilidad de acceso a niveles más altos. Más aún. que el mantenimiento de ese cambio y su profundización es su única garantía. Quiere dejar de ser "mersa" y sólo logra ser "gordi". E inmediatamente tiene el complejo político del "gordi", a quien comienza a imitar.
Y comienza a imitar a una imitación, tomando por modelo las malas copias. Porque la tilinguería constituida por las "gordis" no es ni remotamente la alta clase a la que cree aproximarse.
Desde la época en que los declasados se refugiaban en la calle Ugarteche, todo el "Norte" liminar se ha llenado de falsos declasados. Se ha constituido un sector social entero que vive en la convención de que "todo tiempo pasado fue mejor" en aquella "Jauja" retrospectiva -"cuando la tía Leonor tenía Lando"-; de miles de familias que se aterran al recuerdo de un ascendiente que figuró algo en la segunda y la tercera línea de los amanuenses de la oligarquía, Descendientes de militares -un oficio generalmente despreciado por la alta clase-, de secretarios de juzgados, directores de oficinas, bancarios pueblerinos y hasta de conscriptos de Curu-malal, se han construido imaginativamente un pasado señoril que tratan de revivir en una vida forzada que absorbe casi todos sus recursos en gastos de representación.
Revista Confirmado
submitted by topoeta to RepublicaArgentina [link] [comments]


La más diversa GRATIS sitio de citas en línea! ¿Como sacar citas en Internet en el sistema de la CCSS ... La Reina de las Citas en Linea CITAS EN LÍNEA - REPORTAJE confias en las citas en linea - YouTube Control de citas y reservas La psicología ante los problemas sociales Facebook y las citas en linea Bases de datos de la APA: PsycInfo y PsycArticles En #MaxNegocios con @CarlosMaxwell La plataforma Match servicio de citas en línea con sitios web

Citas en línea, ¿Un problema o una solución? ⋆ Psicología ...

  1. La más diversa GRATIS sitio de citas en línea!
  2. ¿Como sacar citas en Internet en el sistema de la CCSS ...
  3. La Reina de las Citas en Linea
  4. CITAS EN LÍNEA - REPORTAJE
  5. confias en las citas en linea - YouTube
  6. Control de citas y reservas
  7. La psicología ante los problemas sociales
  8. Facebook y las citas en linea
  9. Bases de datos de la APA: PsycInfo y PsycArticles
  10. En #MaxNegocios con @CarlosMaxwell La plataforma Match servicio de citas en línea con sitios web

Sólo confía en ti misma y sigue adelante hasta que seas la reina de las citas en línea. Sexo en la Primera Cita (en línea) Sexo en el primer encuentro en línea puede ser un poco exagerado. En practisoft hemos dedicado tiempo y esfuerzo para entregarte un software de fácil uso que llene todas las necesidades del dueño de un salón de belleza. ... tu cita previa en tu salón de ... En #MaxNegocios con @CarlosMaxwell La plataforma Match servicio de citas en línea ... Personas se desplazan en las calles con normalidad ante el toque de queda ... inauguración de la terminal ... http://www.cibernoviazgo.com/confias-en-las-citas-en-linea/ ¿Confías en Las Citas en Línea? Las citas en línea pueden llevarte a encontrar al amor de tu vida... Mesa redonda organizada por el Colectivo de Investigación en Teoría y Acción Social (CITAS) en la Faculta de Psicología de la UNAM. Participan: Dr. Juan Carlos Huidobro Márquez, Problemas ... Unbreak-Mi-Corazón es el mejor sitio de citas GRATIS! Está construido sobre la diversidad. Su raza, el peso, la altura, el estilo o la sexualidad no importa. Todos son bienvenidos! Haga clic ... SINTONÍZANOS TODOS LOS DOMINGOS, LUNES Y MARTES EN CANAL 10 ESPERANZA TV A TRAVÉS DE MEDIACOM DE 18:00 A 19:00 HRS. Síguenos en redes sociales: UTI TV: https... Sesión grabada del curso en línea 'Bases de datos de la APA: PsycInfo y PsycArticles'. Contenidos: 00:00 Presentación 00:40 Entrar en la base de datos 02:15 Qué es PsycInfo: contenido y ... Ahora las Redes sociales y los sitios web de citas en linea tambien sirven para concoer mujeres de una forma mas facil, relajada y desde la comodidad de tu casa, pero no es tan facil como copiar y ... Aprende a sacar citas facil y rapido Enlaces CCSS: https://edus.ccss.sa.cr/eduscitasweb/registro/login.jsf Creación de correo: https://login.live.com/login.s...